BPMG Sala de lectura Sala de lectura infantil Novedades Actividades
0

¿CUÁL ES LA CAPITAL MUNDIAL DE LOS ICEBERGS?


Un pueblo de 4.500 habitantes en Groenlandia es el lugar del mundo con más hielo per cápita.
Hay una región del planeta especialmente prolífica en masas de hielo. Se trata de un área en la costa occidental de Groenlandia, a 200 km al norte del círculo polar ártico, donde se abre el fiordo helado de Ilulissat, declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 2004.
En el punto donde el fiordo –que mide más de 40 km de largo y 11 km de ancho– sale al mar abierto se encuentra la población homónima, que con 4.500 habitantes es el tercer asentamiento humano groenlandés y que se conoce como capital mundial de los icebergs. Muy cerca se encuentra el glaciar Jakobshavn Isbrae, considerado el más productivo del hemisferio norte, con 20.000 millones de toneladas de hielo anuales.
La mayoría de los icebergs se forman en verano, cuando las masas de los glaciares, que pueden superar los 700 m de altura, empiezan a perder peso y se desplazan hacia el mar. Algunos son demasiado grandes para abandonar el fiordo y quedan atascados durante años, hasta que otras masas de hielo los empujan, presionan y rompen en pedazos más pequeños que se dirigen al océano Atlántico.
Los más masivos no se derriten hasta que alcanzan los 40 grados norte, a la latitud aproximada de la ciudad de Nueva York. Jakobshavn Isbrae es el glaciar más rápido de Groenlandia: investigadores de la NASA observaron mediante imágenes de satélite un gran avance entre 2001 y 2003, a razón de 12.600 m anuales.
Otro estudio en 2006 de la Universidad de Dresde, en Alemania, constató que la velocidad seguía aumentando. El fenómeno se traduce en un incremento de la cantidad de hielo desplazada desde el continente al océano y, por tanto, en la producción de icebergs, mientras los glaciares pierden volumen debido al calentamiento global.
Leer más...
0

CIUDADES QUE NUNCA EXISTIERON


Existen leyendas demasiado espectaculares para ser verdad...
Puede que nunca encontremos la ciudad submarina de la Atlántida, las calles doradas de El Dorado o las pacíficas montañas de Shangri-La, pues estos lugares probablemente nunca existieron realmente, pero representan vuelos de nuestra imaginación, pensamientos sobre qué maravillas podía contener el mundo.
Durante cientos de años, vivieron como historias, a menudo tan increíbles que la gente dudaba de que alguna vez hubiesen existido realmente.
De todos los misterios perdurables incrustados en la historia humana, tal vez ninguno capture la imaginación de una manera tan intensa como los de las civilizaciones perdidas. Desde las junglas aparentemente impenetrables de América del Sur hasta las profundidades del Mediterráneo, los rumores y aluviones de ciudades ocultas enterradas por el tiempo han inspirado las mentes de los exploradores, las plumas de los autores y la imaginación de los cineastas y desarrolladores de juegos.
También hay otros lugares legendarios y rincones míticos que continúan cautivando al público y atrayendo a exploradores de todo el mundo.
Una de esas ciudades que más han llamado la atención es la 'ciudad perdida' de la Atlántida.
La idea de la Atlántida, el subcontinente insular "perdido" a menudo idealizado como una sociedad avanzada y utópica que posee sabiduría que podría traer la paz mundial, ha cautivado a los soñadores, amantes de lo oculto y muchos más durante generaciones. Miles de libros, revistas y webs están dedicadas a Atlántida y, a día de hoy, sigue siendo un tema muy popular. Incluso ha habido personas que han perdido fortunas, y en algunos casos incluso sus vidas, en busca de esta mítica ciudad.
A diferencia de muchas leyendas cuyos orígenes se han perdido en las brumas del tiempo, sabemos exactamente cuándo y dónde apareció la historia de la Atlántida. La historia fue contada por primera vez en dos de los diálogos de Platón, "Timeo" y "Critias", escritos alrededor de 330 a.C.
Aunque hoy en día se concibe a la Atlántida como una utopía pacífica, la que Platón describió en su fábula era muy diferente. En la historia de Platón, no es un lugar para ser honrado o emulado en absoluto. La Atlántida no era una sociedad perfecta, sino todo lo contrario, la encarnación de una nación materialmente rica, tecnológicamente avanzada y militarmente poderosa corrupta por su riqueza, sofisticación y fuerza.

La ciudad perdida de Z

En 1925, un equipo de tres hombres dirigido por el coronel británico Percy Harrison Fawcett se adentró en las remotas junglas de la región de Mato Grosso en Brasil. Su objetivo era encontrar las ruinas de una antigua civilización apodada por Fawcett como "La ciudad perdida de Z". Los tres hombres, desafortunadamente, no fueron vistos nunca más.



 

 

Nuevas expediciones

En las décadas que siguieron, unas 100 personas perecieron o desaparecieron tratando de descubrir lo que les sucedió. Si bien nunca se ha confirmado, es posible que la ciudad perdida de Fawcett se basara en las leyendas que rodean a Kuhikugu, un complejo arqueológico cercano descubierto a principios del siglo XXI.
Una adaptación cinematográfica protagonizada por el actor estadounidense Charlie Hunnam, la estrella de "Spider-Man: Homecoming" Tom Holland, Robert Pattinson y la actriz británica-estadounidense Sienna Miller, se estrenó en el año 2016.





 

 

 

Atlántida

Si la Atlántida existiera realmente a día de hoy y fuera encontrada intacta y habitada, sus residentes probablemente intentarían matarnos y esclavizarnos a todos. Así es como veía el filósofo Platón a Atlántida, posiblemente un lugar en el que dibujar la trama para sus historias, pues no hay otros registros de ello en ningún otro lugar del mundo. Existen muchos textos griegos y alguien más tendría que haberlo mencionado, aunque fuese de paso, un lugar tan extraordinario. No hay más evidencia de ello salvo lo que escribió Platón alrededor del 330 a.C.





Una ciudad sumergida

Se decía que la Atlántida albergaba un poderoso reino con tecnología avanzada y una armada inigualable. En algún momento alrededor del 9.600 aC, toda la región quedó devastada por lo que Platón describió como "una noche terrible de incendios y terremotos" y se hundió en el mar.
Si bien ha habido innumerables expediciones para encontrar la ubicación sumergida de la Atlántida y refutar su existencia como un mito, jamás ha habido suerte.





 

 

 

Lyonesse

Conocida como la 'tierra misteriosa', según la leyenda, el reino de Lyonesse era una masa de tierra en las Islas Sorlingas (Inglaterra) que se vieron envueltas por el océano en apenas un día de grandes diluvios. Algunos incluso especulan que la letanía de las 140 islas que existen hoy en día son simplemente las cimas de un mundo perdido, ahogado.





 

 

 

La historia de Lyonesse

El relato escrito más antiguo de un reino perdido en la costa de Cornualles se describe en un documento de Guillermo de Worcester del siglo XIV. Según el autor, una porción de tierra no identificada que se extiende casi 10 kilómetros existía antes del diluvio. "Bosques y campos y 140 iglesias parroquiales, todas ahora sumergidas, entre el Monte y las Islas de Scilly", escribió.
Mientras que Lyonesse se menciona en varios textos, también es famoso por ser el hogar del héroe Tristán en la leyenda del rey Arturo. De hecho, la catástrofe supuestamente ocurrió en el siglo VI en la época del legendario
Rey Arturo y los Caballeros de la Mesa Redonda.





 

 

 

El Dorado

La leyenda de la ciudad de El Dorado tiene sus raíces en el siglo XVI, en un momento en que los europeos estaban cautivados por los tesoros del Nuevo Mundo. España, en particular, estaba obsesionada, enviando a sus conquistadores a Sudamérica para reclamar cualquier riqueza que se pudiera encontrar. Uno de esos rumores se refería a la existencia de una ciudad en lo alto de las montañas de los Andes, cuyo rey se cubría de polvo de oro. De ahí el nombre "El Dorado".





La leyenda y sus incursiones

Con el tiempo, la leyenda pasó de ser un solo rey de oro a un reino entero de oro. Decenas de personas han intentado encontrar la ciudad, incluidas dos expediciones desastrosas realizadas por el famoso explorador británico Sir Walter Raleigh. Si bien la ciudad puede no ser más que una leyenda, su lugar en la cultura popular sigue siendo importante. Además de aparecer en películas como "Indiana Jones y el Reino de la Calavera de Cristal" y la aventura animada "El camino de El Dorado", la ciudad mítica también ha cobrado vida en los videojuegos de acción y aventuras "Uncharted" o" Pitfall: The Lost Expedition".





 

 

 

Kalahari

En 1885, un artista y aventurero canadiense llamado Guillermo Farini (alias El Gran Farini) que, como curiosidad, cruzó en 1860 las Cataratas del Niágara sobre un alambre, se convirtió en uno de los primeros occidentales en cruzar el inexplorado y traicionero Desierto de Kalahari en el sur de África. A su regreso, mostró fotografías y escribió un documento sobre las ruinas que descubrió que parecían indicar los restos de una civilización perdida enterrada en la arena. "Acampamos a sus pies, al lado de una línea de piedra que se parecía a la muralla china después de un terremoto, y que, en el examen, resultaron ser las ruinas de una estructura bastante extensa, en algunos lugares enterrados bajo la arena, pero en otros totalmente expuestos a la vista", escribió. "Trazamos los restos por casi una milla, en su mayoría un montón de enormes piedras, pero todos de lados planos, y aquí y allá con el cemento perfecto y claramente visible entre las capas".





 

 

En busca de la ciudad perdida del Kalahari

Farini volvió a casa con abundantes muestras botánicas y animales. También publicó un libro contando su increíble experiencia: 'Through the Kalahari Desert. A narrative of a journey with gun, camera, and note-book to Lake N’Gami and back' (A través del desierto del Kalahari. Una narración de un viaje con pistola, cámara, y cuaderno de notas al Lago N’Gami y retorno) y organizó una exposición sobre la ciudad perdida con los 'tesoros' que había recogido. A lo largo del siglo XX, se lanzaron docenas de expediciones para encontrar la "Ciudad Perdida del Kalahari" de Farini. No menos de 12 incursiones fueron llevadas a cabo por los abuelos del empresario sudafricano Elon Musk, el mismo hombre que pretende ayudar a los humanos a explorar Marte. Ni rastro de la ciudad perdida.





 

 

Brigadoon

Como si las Tierras Altas de Escocia no fueran lo suficientemente difíciles de recorrer algunos turistas se propusieron el objetivo imposible de ubicar el legendario pueblo encantado de Brigadoon, escondido en el norte de Escocia. La leyenda dice que la aldea es visible para los forasteros solo un día cada 100 años. Concretamente el 22 de febrero.
Según la leyenda, si, en este día, una pareja de turistas-forasteros descubre la aldea, se les puede invitar a quedarse si su amor es lo suficientemente fuerte como para estar dispuestos a renunciar al mundo exterior y vivir juntos para siempre. Sin embargo, el pueblo y todo lo que hay en él desaparecerá para siempre si algún residente lo deja.





 

 

El origen de la leyenda

El pueblecito de Brigadoon habría existido en la realidad, pero desapareció en 1754 cuando cayó bajo una maldición mágica diseñada para proteger al pueblo de los ingleses durante la Rebelión jacobita.
El nombre de Brigadoon podría provenir de Brigid, una diosa celta asociada con la primavera y la fertilidad, o incluso Brig o 'Doon, un puente medieval situado en Escocia, al que se hace referencia en el poema "Tam o' Shanter" de Robert Burns.




 

 

Ys

Mientras que la Atlántida puede ser la civilización hundida más conocida, la espléndida y hermosa ciudad de Ys tiene su propia historia misteriosa que hunde sus raíces en la tradición bretona. La leyenda de la ciudad fue utilizada como base para la novela “Mundodisco” de Terry Pratchett, la tetralogía de Jingo, Poul y Karen Anderson, King of Ys, e incluso un videojuego japonés.
La versión más antigua de la leyenda dice que Ys fue construida en la costa de Bretaña por el Rey Gradlon el Grande, un rey del siglo quinto que puede o no haber existido realmente, pues se decía que este monarca de Cornualles, fiel amigo de San Gwennole, era poseedor de un caballo mágico capaz de galopar sobre el agua.





 

 

La construcción de Ys

El Rey Gradlon construyó la isla como un regalo para su hija, Dahut, que estaba obsesionada con el mar. Gradlon construyó un dique con una puerta con objeto de proteger la ciudad y tenía una llave que podía abrirla. Sin embargo, según la leyenda, Dahut era una alborotadora, apasionada de las juergas y el vino. Una noche, se emborrachó con un nuevo amante, robó la llave -para él- y abrió la puerta, sumergiendo la ciudad bajo el agua.
Se dice que la ciudad desapareció bajo las olas en la Bahía de Douarnenez en Francia. La leyenda cuenta que aún se escuchan las campanas de la iglesia de la ciudad resonando bajo el agua. Este timbre inspiró la obertura de Claude Debussy La Cathédrale engloutie (La catedral hundida).
Según otra versión de la leyenda, Dahut se convirtió en sirena después inundiar la ciudad; circundando la bahía de la ciudad sumergida.





 

 

Avalon

Viajamos ahora a la isla legendaria de la mitología celta, mucho antes del ascenso de Glastonbury como ciudad famosa por su festival de música. Se encontraba en algún lugar de las islas Británicas y, según cuenta la leyenda, un lugar idílico.
Avalon se mencionó por primera vez en Historia Regum Britanniae de Geoffrey of Monmouth, una crónica pseudohistórica escrita en 1136. Se decía que estaba regido por Morgana le Fay, una hechicera de la leyenda artúrica. Las hermanas de Morgana eran sanadoras que cuidaban al Rey Arturo para recuperar su salud de lo que deberían haber sido heridas fatales después de la Batalla de Camlann. Se decía que la isla tenía poderes curativos, y sus habitantes, según la leyenda, vivían vidas largas y pacíficas.





 

 

La idílica isla

La isla mística también se conoce como la Insula Pomorum (Isla de las Manzanas) no solo porque estaba cubierta manzanos verdes y vides silvestres, sino también por la pureza y la inmortalidad de que disfrutaban sus residentes.
La leyenda dice que es el lugar donde se forjó la espada Excalibur del rey Arturo. Según esta versión, el Rey Arturo murió en esta isla y fue puesto en una cama de oro donde Morgana podría cuidar su cuerpo por toda la eternidad.
Además de Glastonbury, los historiadores también han postulado que Avalon pudo haber estado ubicada en una isla cerca de Francia o en la isla española de Mallorca.





 

 

Monte Penglai

Cuenta la leyenda que esta isla montañosa se encuentra en el mar de Bohai, frente a la costa china. La isla, de acuerdo con la mitología china y japonesa, es una de las cinco islas en las que vivió un legendario grupo de Ocho Inmortales. Se decía que los Ocho Inmortales habían nacido en la dinastía Tang o Song, en algún momento entre 618 y 1279. Además de su inmortalidad, los inmortales tenían el poder de destruir el mal.





 

 

La residencia de los 8 inmortales

Además de palacios de oro y platino, el monte Penglai se describe como un lugar completamente blanco. La isla también posee árboles mágicos que dan frutos con el poder de devolver a las personas muertas al mundo de los vivos, otorgar vida eterna y sanar a cualquiera que coma dicha fruta. Una pintura llamada "Mt. Penglai (Montaña de los Inmortales) "del artista japonés Tomioka Tessai representa la montaña como un hermoso paraíso con flores de ciruelo en flor.
En la versión japonesa de la leyenda, la atmósfera de la montaña se compone de almas, no de aire. Cuando los visitantes inhalan, pueden asimilar todo el conocimiento que poseen las almas.





 

 

La fuente de la juventud

Durante miles de años, la humanidad ha buscado una solución permanente a la vida eterna y a la congelación del proceso de envejecimiento en la forma de la Fuente de la Juventud. Simplemente bebiendo o nadando en esta fuente mágica otorgaría a sus visitantes juventud eterna, según dice la leyenda.
La primera ubicación de la fuente fue en Etiopía, según lo anotado por el historiador griego clásico Heródoto. Sin embargo, la fuente fue supuestamente descubierta en 1512 por el explorador Ponce de León cuando se instaló en una isla del Caribe llamada Bimini, a la que a veces se llama “la fuente”.





 

 

Documentos

Hoy, los historiadores piensan que Ponce de León probablemente aterrizó en Florida en vez de en una isla e identificó un manantial natural que descubrió allí como la Fuente de la Juventud. Hay una atracción turística en este lugar en St. Augustine, la ciudad más antigua de los Estados Unidos, pero hasta el momento, no han aparecido informes de juventud eterna…
Otra anotación histórica tuvo lugar durante el siglo XII, en una tierra gobernada por el legendario rey cristiano Preste Juan o Pastor Juan. Se decía que la ciudad incluía un río en el que fluía el oro y, contaba con una fuente de la eterna juventud.

Leer más...
0

19 GESTOS QUE SIGNIFICAN QUE TU PERRO TRATA DE DECIRTE ALGO


Una investigación logra crear el primer diccionario de lenguaje gestual canino.

Numerosos estudios han tratado de desvelar el lenguaje gestual de los perros. Y, ahora, una investigación realizada por la Universidad de Salford ha logrado identificar diecinueve gestos concretos que significan que nuestra mascota trata de decirnos algo. Pero, ¿el qué?
Para confeccionar este diccionario elemental de lenguaje gestual canino, los investigadores analizaron el comportamiento de 37 animales de ambos sexos. Los autores del estudio lograron identificar diecinueve gestos básicos, cuyos significados pueden agruparse en cuatro categorías:
A) Acaríciame.
B) Dame de comer o beber.
C) Ábreme la puerta.
D) Pásame ese juguete.
Y los gestos son:
1. Darse la vuelta (A).
2. Bajar la cabeza (A,B,D).
3. Echar la cabeza hacia delante (A,B,C).
4. Ponerse sobre las patas posteriores (B,C,D).
5. Girar la cabeza (A,B,C,D).
6. Bailotear (A).
7. Levantar una de las patas traseras (A).
8. Extenderte una de las patas delanteras (A,B,C,D).
9. Gatear (D).
10.Sacudir un juguete (A).
11. Saltar (B,C,D).
12. Tocarte con una de las patas delanteras (A,B,C,D).
13. Mover la nariz (A,B,C,D).
14. Lamer (A,B,C,D).
15. Levantar las dos patas delanteras (A,B,C,D).
16. Extender las patas delanteras en el suelo (A,C).
17. Frotarse con la cabeza (A).
18. Mascar (A).
19. Movimientos descontrolados con alguna pata (D).
Por supuesto, los investigadores explican que son interpretaciones genéricas, y que su significado puede variar en el caso de algunos perros. Pero constituyen una buena base para intentar comprender mejor qué tratan de decirnos nuestras mascotas.
Leer más...
0

¿SABÍAS QUE…?


Nuestro cuerpo no para de hacer ruidos: Chasquidos de neuronas, crujido de huesos… Los ruidos que emitimos son parte del funcionamiento natural de nuestro cuerpo y nos avisan de si algo no va bien.


Ronquidos: estruendos en tu boca
Según un estudio de la unidad del sueño de la Fundación Jiménez Díaz, la mitad de la población adulta masculina y un cuarto de la femenina ronca. Pero ¿qué lo provoca? Al dormir, los músculos de la garganta y la tráquea se relajan. De manera que, si dormimos boca arriba, tanto la mandíbula como la lengua, que pierden su tonicidad normal durante el sueño, se deslizan hacia atrás obstruyendo el paso de aire en la garganta, lo que dificulta la entrada y salida de aire de los pulmones y nos obliga a respirar por la boca. El sonido característico se debe a que el aire pasa por un canal estrecho, lo que genera una vibración en el paladar. Según una investigación reciente, el sobrepeso y la obesidad agravan el problema por la acumulación de grasa en los músculos del cuello, que estrecha la vía aérea y dificulta la salida de aire.



Latidos y soplos: así suena tu corazón
Tun, tun…, tun tun… Los conocidos técnicamente como primero y segundo, son los ruidos más comunes en este órgano. “Se producen por el paso de la sangre por el corazón. El primero se percibe cuando se cierran las válvulas que hay entre las aurículas y los ventrículos. Y el segundo corresponde al cierre de las válvulas que separan el corazón de las arterías pulmonar y aorta”, asegura el doctor Óscar Cano, vocal de la Sección de Estimulación Cardíaca de la Sociedad Española de Cardiología. Otro ruido cardíaco del que se habla a menudo es el soplo, que suele detectarse durante la infancia. “Aunque la mayoría de los casos observados en esta época son funcionales, ya que el paso de la sangre a través del corazón a estas edades puede provocar este ruido sin que exista ningún problema”, apunta Cano.
Pero ¿qué se escucha cuando hablamos de un soplo? “Cuando existe patología real, esta se produce por el estrechamiento de una válvula cardíaca o porque no cierra bien y se produce un pequeño reflujo. Así que el sonido que se oye es similar al de un líquido que quiere pasar por un conducto que se estrecha y no puede”, explica Cano.
Pero nuestro corazón puede emitir otros ruidos, que dan pistas a los cardiólogos sobre nuestro estado de salud. “Uno de los más comunes es el roce: se trata de un ruido que se produce por la fricción de las hojas del pericardio, el tejido que recubre el corazón, cuando están inflamadas. También están los chasquidos (llamadas así porque suenan como un chasquido eléctrico) que se producen cuando el paciente tiene una válvula que no se abre del todo bien o que está muy calcificada”, explica Cano.
Sin embargo, ¿realmente es posible escuchar el sonido que hace nuestra circulación sanguínea desde fuera? “No, esto no es posible. Solo a veces tenemos la sensación de escuchar el latido cardíaco en la cabeza, pero lo que realmente sentimos es el pulso, y no la circulación. A veces, cuando la persona está muy delgada y el sonido es muy intenso, se puede escuchar este ruido cardíaco acercando nuestro oído a la pared torácica. Solamente en el caso de personas que llevan válvulas mecánicas, al principio se escucha claramente su actividad. Después, la válvula se recubre de tejido y el ruido se aplaca”, termina Cano.
Y es que el sonido que percibimos procedente del corazón no es más que el resultado de las vibraciones de sus movimientos, que se transmiten en forma de ondas sonoras. Nuestro oído es sensible solo a las ondas comprendidas entre los 20 y los 1.600 ciclos por segundo, más o menos. Mientras que muchos de los sonidos originados por el corazón, los más importantes de hecho, se encuentran justo en el límite de lo que el oído humano es capaz de percibir, unos por su poca intensidad y otros por su baja frecuencia. Por lo que el único modo de escucharlos es utilizando instrumental adecuado, como el fonendoscopio. Este transmite las vibraciones cardíacas desde el tórax del paciente al oído medio de quien lo escucha, con la menor pérdida de intensidad e intentando minimizar la distorsión de los sonidos. Su membrana está diseñada para recoger frecuencias altas, mientras que la campana recoge los de las frecuencias más bajas.


Neuronas: ¿a qué suenan tus ideas?
Las neuronas no hacen ruido. Solo podemos hacer que suenen si, obteniendo su actividad eléctrica, que es oscilatoria, la traducimos a sonidos. Así, cuando una sola neurona está en reposo oiremos un golpe cada segundo, y cuando se activa, varios cientos de ellos por segundo”, explica Manuel Martín-Loeches, profesor de Psicobiología de la Universidad Complutense de Madrid.
Y esto es lo que lleva a algunos investigadores –como el estadounidense Barry Komisaruk, de la Universidad de Medicina de Nueva Jersey– a afirmar que el sonido del cerebro de una mujer cuando llega al orgasmo es igual que el de las palomitas de maíz cuando estallan. “Evidentemente, el sonido es ficticio, pero ver lo que hace el sujeto y escuchar a la vez sus neuronas es impresionante”, termina Martín-Loeches.



Hipo: la nota disonante
Su término técnico es singulto, y se produce como consecuencia de contracciones rítmicas e involuntarias del diafragma (el músculo que separa la cavidad torácica de la abdominal) junto al cierre de la glotis, lo que condiciona su sonido característico: hip, hip, hip… “En la mayoría de los casos, es autolimitado y se considera una alteración fisiológica. Sin embargo, en ocasiones, puede no ceder ni responder a los remedios “caseros” por todos conocidos (mantener la respiración, beber agua, dar un susto…). Los casos de hipo intratable, que puede durar semanas e incluso más tiempo, se deben a diferentes causas: irritación diafragmática, distensión gástrica, alteraciones del sistema nervioso central, alteraciones hidroelectrolíticas o metabólicas”, asegura el médico y profesor de la Universidad Europea de Madrid Ramón Pajares.
En 2013, la niña estadounidense de 13 años Mallory Kievman sorprendió a todo el mundo con un invento, según ella, definitivo contra el hipo: la piruleta Hiccupops. El truco estaba en que este caramelo recogía los tres remedios contra el hipo que mejor le funcionaban a ella: comer piruletas, azúcar y sidra de manzana.


Flatulencias y eructos: malos aires
La culpa es del gas. En el caso de las flatulencias, también conocido como meteorismo intestinal, del exceso que se acumula en el intestino. Y en el del eructo, del que tomamos junto a lo que comemos y bebemos.
“Durante la ingesta se deglute una pequeña cantidad de gas con la comida y la bebida, por lo que es frecuente que a menudo este se exteriorice por medio de un eructo. Cuando la deglución de aire es excesiva, puede producir una eructación frecuente, molestias abdominales y distensión abdominal. Cuando esto ocurre se habla de aerofagia, que depende en gran medida de lo que comemos y, sobre todo, de cómo lo hacemos. De hecho, el tratamiento de la aerofagia consiste en consejos tales como: comer despacio, masticar bien los alimentos, evitar degluciones rápidas y evitar el exceso de dulces y chicles, beber ‘a morro’ y las bebidas carbonatadas”, asegura el gastroenterólogo y profesor de la Universidad Europea de Madrid Ramón Pajares.
En cuanto a los populares pedos, aunque a menudo se
piensa lo contrario, la gran mayoría son inodoros. No en balde, un adulto puede expulsar hasta dos litros de gases en forma de ventosidades al día.
Pero ¿a qué se debe el mal olor que despiden en algunos
casos? “A la fermentación de los gases por las bacterias que componen la microflora intestinal”, explica Pajares.
En principio, las flatulencias no son un problema médico como tal. “En la mayoría de los casos se pueden resolver con algunos cambios en la dieta. Sin embargo, según la forma de presentación y la edad, a veces pueden ser síntoma de enfermedades, como la intolerancia a la lactosa”, termina Pajares. Para estudiarlos, un equipo de investigadores de la Universidad RMIT, en Australia, han creado unas píldoras inteligentes que analizan la procedencia de estos gases para, en un futuro, crear dietas libres de gases, personalizadas, además, para cada caso en particular.


Acúfenos, pitidos y tinnitus: los sonidos más misteriosos
Que te pite el oído izquierdo o el derecho nada tiene que ver con tu buena o mala reputación, olvídalo. “Normalmente, se debe a una modulación de nuestro sistema nervioso. Y en algunas ocasiones también tiene que ver con la ventilación del oído. Este se airea a través de la nariz, trompa de Eustaquio y caja timpática. Pues cuando hay algún obstáculo en ese circuito, se producen cambios momentáneos de intensidad, que escuchamos en forma de pitido”, explica Miguel Ángel López González, otorrinolaringólogo del Hospital Quirón Salud Sagrado Corazón de Sevilla. Él y su equipo son expertos, precisamente, en el ruido más molesto y misterioso de los que produce el cuerpo humano: los denominados acúfenos o tinnitus. ¿Cuáles son sus causas? Un ruido tapa otro: “En la mayor parte de los casos, se trata de ruidos subjetivos, que solo escucha el paciente, procedentes del sistema nervioso. Y se pueden deber a cualquier problema que haya en el oído (desde un tapón a un tumor); problemas del sistema nervioso central a nivel neurológico (degenerativos, infecciones, etc.); del sistema somato-sensorial (el eje espalda-cuello-mandíbula produce muchos ruidos) y el estrés social. Este último es el causante en la mayoría de los casos, representando hasta el 95% del total, a los que no se les encuentra ninguna causa médica”, termina López. Esta es la razón por la que la mayoría de los tratamientos que hay para lidiar con este problema son sintomáticos. Uno de los más novedosos es el uso de una aplicación para móviles, como Oír & Acúfeno, creada por el equipo del doctor López Gónzalez, que emite dos tipos de sonidos: uno enmascarador –es decir, que tapa un sonido molesto con otro más soportable– y uno más, el modulador, que baja la intensidad del ruido para que no nos resulte tan molesto.


Estornudo: a cámara lenta
Primero viene un cosquilleo en la nariz, después sientes la necesidad imperiosa de inhalar aire y, por último: ¡Achís! Llega el estornudo. Se trata de un mecanismo que comienza cuando el epitelio respiratorio, la capa de células que recubre la nariz, se irrita y estimula al nervio craneal trigémino, que manda la orden al cerebro de que conecte el reflejo del estornudo. Entonces, se expulsa aire del cuerpo junto a un conjunto de mucosa y gérmenes, a una velocidad de hasta 150 kilómetros por hora. Un acto que contrae todos los músculos del cuerpo, desde los párpados hasta el esfínter anal. Además, según una investigación reciente realizada en el MIT, las nubes de gotas que se forman tras el estornudo y que transportan patógenos diminutos, llegan entre 5 y 200 veces más lejos de lo que se creía. Pero ¿qué lo desencadena? En realidad, una gran variedad de causas: desde un resfriado a la exposición a algún tipo de alérgeno o compuesto ambiental irritante, como la contaminación, e incluso como consecuencia de una luz brillante. Además, han trascendido un par de casos de jóvenes (en Chile y Texas) que estornudaban unas 12.000 veces al día. Al final, resultó que el estornudo era en realidad una especie de tic facial muy raro.



Nudillos: chasquido sin fin
A todos nos ha pasado alguna vez. Te estiras los dedos y empieza la sinfonía del chasquido. ¿La razón? Hasta hace poco, los expertos culpaban de este sonido al resentamiento o desplazamiento de los tendones que forman las articulaciones. También se hablaba del líquido sinovial, un fluido espeso y claro que recubre las articulaciones, etc. Pues ahora, gracias a una investigación reciente de la Universidad de California en Davis, sabemos que la respuesta está en las burbujas de gas que se forman en la articulación.
En esta investigación, realizada por el profesor de radiología Robert Boutin, se pidió a 30 personas que se tronaban los nudillos de forma habitual y 10 que no, a hacerlo mientras se les hacía una prueba de ultrasonido. Cada vez que un tronido sonaba, los investigadores vieron también un destello de luz brillante provocado por una burbuja de gas que se estaba formando. Así que llegaron a la conclusión de que el sonido que percibimos no es un estallido por rotura, sino la formación de otra burbuja más grande al desplazar el gas. “Que se crea a partir del gas disuelto que está suspendido en el líquido que lubrica las articulaciones”, aseguraba Boutin. Algo que, además, aleja las dudas de los expertos sobre si es o no bueno provocar estos ruidos. “No encontramos ninguna hinchazón o pérdida de fuerza en quienes realizan esta acción. Más bien al contrario, hemos detectado un aumento del rango de movimientos de la articulación después de tronarla“, terminó Boutin.


Rechinar los dientes: a pedir de boca
El bruxismo, o rechinamiento involuntario de dientes, es en realidad una alteración del sueño similar a la de quien habla dormido (somnílocuo) y a la de quien anda en sueños (sonámbulo). “El problema es que, al frotar unas piezas contra otras, además de hacer ruido se desgastan”, apunta la profesora de Odontología de la Universidad Europea de Madrid María del Carmen Benito. Además, hay casos en los que el bruxismo se da durante la vigilia. En este caso suelen apretarse los dientes, más que rechinarse.
Por otro lado, la mandíbula también tiene sus sonidos característicos. “En la articulación temporomandibular tenemos un menisco, que está entre el hueso temporal y el condilo de la mandíbula. Cuando el menisco se desplaza de su sitio, al abrir la boca para lo que sea, la mandíbula pasa por debajo del disco desplazado y se produce un chasquido, tan común como los de otras articulaciones”, explica Vicente. También hay otro ruido relacionado con la articulación temporomandibular al que los expertos llaman “crepitación”: “Sucede cuando los dos estremos articulares rozan entre sí, porque el menisco se ha desplazado completamente. Este ruido es característico de los procesos de artrosis”, termina María del Carmen Vicente. Por último, hay gente que es hiperlaxa, y cuando abre mucho la boca o bosteza, saca el hueso de la articulación, lo que también suena.


Borborigmos: ¿por qué te suenan las tripas?
Aunque los interpretamos como un aviso de que tenemos hambre, la verdad es que la mayoría de las veces esta no es su causa. “Pese a que en ocasiones un simple olor puede ponerlos en marcha, los borborigmos están provocados, básicamente, por el movimiento del contenido intestinal a lo largo del tubo digestivo. A menudo no son más que ruidos normales del proceso de digestión o producidos por estrés, y no comportan ninguna patología”, asegura Ramón Pajares, experto en Aparato Digestivo de la Universidad Europea de Madrid. Aunque hay casos en los que sí apuntan problemas: “Existen borborigmos aumentados (hiperactivos) debidos la presencia de algún proceso obstructivo en el tubo digestivo (tumor, hernia estrangulada, etc.). Por el contrario, la observación de ruidos disminuidos puede hacer sospechar una parálisis de la musculatura del intestino”, apunta Pajares. Pero ¿qué mecanismo físico provoca el ruido?
Cuando comemos, el alimento viaja a través del aparato digestivo gracias a la propulsión de una capa muscular que rodea el tubo desde el esófago hasta el ano, el conocido como movimiento peristáltico. “El intestino es un órgano hueco, por lo que el paso de gas en su interior mientras está en funcionamiento produce un eco (similar al de las tuberías de agua) que se oye desde fuera”, termina Pajares.
Leer más...
Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio.
Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK | Política de cookies | Más información

Lo + visto

Comentarios


Etiquetas

Archivo

bibliotecapublicagines.blogspot.com.es | Todos los derechos reservados | Política de cookies

© Jomolo4 2015 | Con la tecnología de Blogger